Vicente Nogueroles Gaona, Presidente de la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana. Foto: Federación

“La realidad de una forma de vida”, por Vicente Nogueroles Gaona.

Desde la Edad de Bronce hasta nuestros días, como es lógico en una sociedad que avanza a pasos de gigante, la forma de entender la Tauromaquia, en todas sus expresiones también ha evolucionado.

Lógicamente, hoy sería impensable practicar aquellas formas de toreo de la Prehistoria Romana, Señores Feudales, Nobles, Reyes, etc… al igual que tampoco se asemejan en nada los días de “Bous” de la década de los 70 u 80 a los de hoy.

El “Bou al Carrer” goza actualmente de una fortaleza y unos cimientos a prueba de bombas (lamentablemente no a prueba de ciertos círculos políticos). No es ninguna casualidad que así sea ya que en la última década Administración y aficionados han trabajado conjuntamente siguiendo a rajatabla unas directrices moldeadas a medida para la actividad cultural popular más ancestral, festiva y multitudinaria de los últimos tiempos.

Para gusto del “buen aficionado” y disgusto del “animalista” olvidadas ya están aquellas tardes en las que, alguna caña intentaba avivar la arrancada del animal o esos “ferratges” que ocasionaban alguna pequeña marca en los cuernos al toro (al igual que evoluciona la vida evoluciona el Mundo del Toro), y que dejan sin argumento viable a estos últimos, en su discurso habitual de maltrato e incluso masoquismo hacia un animal que los propios aficionados le rendimos culto y profesamos máxima admiración y respeto.

Sin la Fiesta Taurina se habría perdido gran parte de la historia de nuestra Península, se habrían perdido dehesas y espacios naturales tan importantes para los seres vivos, se habría perdido el animal más bello, característico y representativo de España.

Enfundándome el traje materialista se habría perdido la manera de subsistir de muchos habitantes de nuestro país que viven única y exclusivamente de “El Bou”.

No es nuevo los ataques de antis, animalistas y des-faenados que lanzan sus iras sin ningún respeto hacia una mayoría de españoles que no entendemos las distintas etapas de nuestras vidas sin nuestro principal protagonista, “El Bou”. Curiosa e increíblemente todos estos colectivos son los primeros que se catalogan como “demócratas”, “comprensivos”, “educados” y muy especialmente mal llamados “amigos de las libertades”.

Aunque últimamente los ataques vienen por otros derroteros; el de políticos mal informados de nuestra Fiesta, con ánimo de protagonismo y que solo saben del Mundo del Toro por oídas. Políticos movidos por el afán de posicionarse en las alturas de formaciones históricas antis y que su afán de “mando” hace que arrasen con todo lo que tienen delante sin importarles la forma de vida de una gran cantidad de Valencianos, sin darse cuenta del daño que ocasionan con sus palabras al ciudadano que les “paga” sus altas remuneraciones y al que deberían de respetar igual que a los que discrepan con la gente del “Bou”.

Cargos políticos que no se dan cuenta que a los taurinos, hay muchos detalles de ellos que no nos gustan, que no compartimos, que no aprobamos; detalles como su forma de actuar e incluso de vestir, y gracias a nuestra forma de vida – la que gira en torno al “Bou al Carrer”- en la que desde bien pequeños se nos inculca “respeto” y “educación” nunca protagonizamos ningún acto de desagravio o ataque contra ellos. Todo lo contrario, en muchos casos aguantamos menosprecio, insultos

¿Alguien ha visto a algún aficionado taurino comandando algún ataque contra vuestras ideas radicales, forma de vida, forma de pensar o actuar?

A eso se llama “respeto”, “señorío” y “educación”, valores que deberían de solicitar sus señorías Diputados o Regidores se impartieran en las Aulas de Colegios y Universidades y no debatir su inclusión en un curso escolar de la Cultura Taurina, tan arraigada en la Comunidad Valenciana o la asistencia de menores a las Plazas de Toros.

Nunca hemos realizado ninguna manifestación violenta, ningún altercado, ningún destrozo público, todo lo contrario, siempre hemos luchado y trabajado en silencio para adaptarnos a los tiempos actuales y en especial nos hemos centrado en reforzar y fijar las bases para un Bienestar Animal y Seguridad Ciudadana dentro de los festejos de Bous al Carrer o de los Festejos Mayores.

Las 4.000 Peñas Taurinas censadas actualmente en la Comunidad Valenciana nos avalan, junto a toda una gran maquinaria de empresas relacionadas con el Bou al Carrer, así como empleados de ganaderías, plazas de toros, empresas de transportes, aseguradoras, arquitectos, enfermeros y médicos.

Acabo, no soy periodista, soy simplemente un ciudadano español, que paga sus impuestos, como cualquier español anti-toros, con las mismas obligaciones (que las cumplo), pero también con los mismos derechos y que he narrado el sentir popular de la “Gent del Bou”, señores/as del mundo de la política, dedíquense a dirigir, a sumar, a unir y no a prohibir y ejercer esa palabra tan fea que se llama “Dictadura”.

Vicente Nogueroles Gaona.

Presidente de la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *