Jornada de ética Profesional. Foto: Florida Universitària.

Florida celebró ayer su séptima Jornada de Ética Profesional

  • Tres mesas profesionales estructuraron la jornada que llevaba por título ´La nueva sociedad que queremos: Liderar con valores’

Pacó Alós, director de RSE y Relaciones Institucionales de Caixa Popular, Roberto Ballester, profesor de Ética Máster Organización y Dirección de Centros Docentes, y Juan Medina, vocal primero del COGITV (Colegio de Ingenieros Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia) y Responsable de Proyectos de Consultora de Servicios de Ingeniería, participaron ayer como ponentes en la VII Jornada de Ética Profesional. La Jornada organizada por Florida Universitària, que llevaba por título ‘La nueva sociedad que queremos: liderar con valores’, mostró desde diferentes ámbitos la importancia de la ética en los procesos productivos y en la banca, así como en la educación.

Estas jornadas, que desde su creación van dirigidas a los grados universitarios, pretenden mejorar las competencias transversales de compromiso y responsabilidad ética del alumnado de Florida Universitària. “Cada formación universitaria tiene una competencia a desarrollar. Por este motivo, se creó una comisión de ética de profesorado de todos los grados de Florida Universitaria que actualizan el compromiso ético y social de cada carrera universitaria”, explica Joan Gandia, profesor impulsor de las Jornadas.

La importancia de la concreción de los ODS

El conocimiento y aplicación de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de Naciones Unidas fue uno de los objetivos de los talleres de ayer. Roberto Ballester, hizo reflexionar al alumnado sobre los ODS, su aplicación y plasmación a través de las entidades, y las acciones concretas para conseguirlos. El taller arrancó con una reflexión sobre el propósito de la educación: ¿para qué educamos? De este modo, Roberto Ballester hizo participar al alumnado implicándolos en la consecución de objetivos éticos ya que casi “cada acción del ser humano tiene que estar planteada desde este propósito”, según explicaba Ballester.

La reflexión centró el propósito de la educación en la construcción de una sociedad mejor.

A partir de aquí se plantearon los ODS como una herramienta que plantea 17 grandes objetivos para construir una mejor sociedad. Los alumnos estuvieron trabajando en equipos sobre cómo trasladar estos ODS a las aulas y, finalmente, se concluyó que era fundamental, para que estos objetivos se alcanzaran, llevar a cabo una educación basada en valores, tales como: empatía, tolerancia, solidaridad o participación, entre otros.

Ballester explicó la importancia de la colaboración entre las ONG y las empresas, así como con cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, en el logro y consecución de los objetivos de desarrollo sostenible. “Los ODS intentan pasar de la idea de mejorar el mundo a la concreción de cómo mejorarlo”, explicaba Ballester.

El profesor de Ética Máster Organización y Dirección de Centros Docentes se dirigió a un alumnado que estudiaba los grados de Infantil y Primaria al que animó a explicar a su futuro alumnado cada una de las imágenes de los ODS, su relación con los objetos y la vida cotidiana con el objetivo de que se esforzaran para enseñarles la importancia de alcanzarlos con acciones concretas.

Definición y aplicación de valores en el mundo empresarial

Por su parte, Paco Alós puso el acento en los valores dentro de la empresa y la importancia de definirlos, concretarlos y llevarlos a cada una de las áreas y departamentos de la compañía. “Los valores han de formar parte de la gestión empresarial. Se tienen que definir, liderar y compartir porque, de no compartirse en la organización se generan las incoherencias, y estas pueden ir en contra de los valores de la empresa”, explicaba Alós.

El director de RSE y Relaciones Institucionales de Caixa Popular explicó cómo en su entidad financiera toman peso. “Los valores marcan los negocios en los que entramos o no, están presentes en cada una de las áreas y departamentos de Caixa Popular y son nuestra coherencia. Pero para que se apliquen tenemos que controlarlos, a través del autocontrol y el control social, y con el ejemplo es la mejor manera de liderarlos”, comentaba Paco Alós.

A partir de los valores, y según explicaba el ponente al alumnado de Turismo y ADE de Florida Universitària, se deberían fijar los asuntos relevantes que influyen en la empresa y que son los que afectan a los clientes y grupos de interés como entidad. “En Caixa Popular, por ejemplo, tenemos como asuntos relevantes la prevención de la corrupción y el comportamiento ético, aspectos que son sostenibles para la empresa y que afectan a nuestros clientes. Y estos aspectos hacen que nos vaya bien a pesar de la crisis que atravesó el sector”, relataba el director de RSE de Caixa Popular. Alós explicó cómo en la crisis se vio la falta de valores de muchas empresas ya que únicamente buscaban generar valor para el accionista.

El humanismo entra en las profesiones más técnicas

El taller de Juan Medina, vocal primero del Colegio de Ingenieros de Valencia (COGITV) y responsable de Proyectos Consultora de Servicios de Ingeniería, tenía como objetivo dar a conocer al alumnado de ingeniería la importancia y la relación directa entre la ética y el resultado de los proyectos empresariales tanto en cuentas de resultados como en índices de productividad que era lo que más le interesaba al alumnado asistente.

Otro de los objetivos que Medina marcó para el taller dirigido a alumnado de Ingeniería Mecánica y Electrónica es que se entendiera que la ética aplicada es como un sello de calidad en las empresas. “Las empresas que trabajan con valores buscan profesionales alineados con estos objetivos”, explicaba Medina. Es más, el ponente animaba al alumnado a que fueran impulsores de estos valores en las empresas en las que no existieran. “Es necesario inculcar en las empresas esta forma de trabajar”.

Entre las conclusiones, tanto el alumnado como Juan Medina, destacaron que la falta de ética reduce los índices económicos y de productividad y que los valores instaurados en el mundo empresarial son beneficios a corto plazo. “Se observan enseguida cambios en la empatía, conocimiento de mediación y respeto mutuo”, afirmaba el ponente, quien añadía la necesidad de introducir parámetros éticos de alto nivel para no tirar toda una vida académica por la basura. “Hay que potenciar al ingeniero e ingeniera humanistas”, concluía.

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *