Torrado (PP) insta al consistorio a cambiar de ubicación el parque canino de La Torre ante las quejas vecinales

Torrado (PP) insta al consistorio a cambiar de ubicación el parque canino de La Torre ante las quejas vecinales

El parque de socialización de perros está situado en una ubicación que no se corresponde con la que los vecinos decidieron en los presupuestos participativos de 2016. Las altas temperaturas afloran las quejas por fuertes olores y ruidos a altas horas de la madrugada, al estar situado de forma colindante con dos edificios. Torrado: “Es un sinsentido que el parque canino haya sido construido en una ubicación que no han elegido los ciudadanos, sin sombras y pegado a dos edificios causando malestar a los vecinos cuando a menos de 100 metros existen dos parques similares”. La concejal señala que “este parque es una muestra del fracaso de los presupuestos participativos de Ribó, ya que hacen caso omiso a la voluntad de los vecinos, además de las deficiencias que ya presenta recién estrenado contando con un presupuesto de 45.254 €”.

La concejal de Grupo Popular, Marta Torrado, ha criticado la instalación del nuevo parque de socialización de perros en La Torre, el cual está recibiendo numerosas quejas por parte del vecindario al estar situado a menos de 9 metros de dos fincas. “Las altas temperaturas están provocando fuertes olores provenientes de los orines de los canes, lo que podría provocar problemas de salud pública”, añadiendo además que “la presencia de grupos de personas y canes a altas horas de la madrugada están provocando problemas de sueño en el vecindario por el ruido causado”.

Este parque de socialización de perros es un proyecto que formó parte de los presupuestos participativos de 2016, el cuál contó con 496 votos, pero solicitado por los vecinos para otra ubicación diferente a la actual, en la calle Pintor Joan Miró, junto a la V-30 alejado de los edificios. “Si existen problemas para situar el parque canino junto a la V-30 por la posible ampliación de la carretera, el consistorio debería haber realizado un nuevo proceso consultivo entre el vecindario para elegir una nueva ubicación y destinar este espacio a la instalación de circuitos biosaludables para mayores”, ha señalado Torrado, añadiendo que “es un sinsentido que el parque canino haya sido construido en una ubicación que no han elegido los ciudadanos, sin sombras y pegado a dos edificios causando malestar a los vecinos cuando a menos de 100 metros existen dos parques similares”.

Además, el parque de socialización de perros ya presenta numerosas deficiencias apenas unos meses después de haber sido construido con una inversión de 45.254 €, ya que no existen sombras, y no funcionan los sistemas de riego, lo que provoca la presencia de fuertes olores provenientes de los orines. “Este parque es una muestra del fracaso de los presupuestos participativos de Ribó, ya que hacen caso omiso a la voluntad de los vecinos, además de las deficiencias que ya presenta estando recientemente estrenado”.

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *