Mestre: me preocupa que la mujer se autoexcluya de algunas carreras La rectora de la Universitat de València (UV), Mavi Mestre, asegura que le "preocupa" que la mujer se "autoexcluya" de algún grado universitario y diga que no quiere estudiarlo, no porque no le guste, sino porque "es muy duro" para ella.

Mestre: me preocupa que la mujer se autoexcluya de algunas carreras

La rectora de la Universitat de València (UV), Mavi Mestre, asegura que le «preocupa» que la mujer se «autoexcluya» de algún grado universitario y diga que no quiere estudiarlo, no porque no le guste, sino porque «es muy duro» para ella.

«Es muy importante que lo vean asequible, posible, que los modelos sean mujeres», ha afirmado Mavi Mestre durante Los Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia.

Según Mestre, hay que trabajar en esta línea desde los últimos ciclos de Primaria y en Secundaria, y que sean modelos femeninos los que expliquen a los alumnos el trabajo que realizan, y que no sea el profesor, «porque si no estamos perdiendo talento femenino».

«No me preocupa que una mujer diga que quiere estudiar Medicina o Derecho porque le gusta, me preocupa que diga que no quiere ser ingeniera porque diga que es muy duro para ella, que se autoexcluya», ha afirmado Mestre.

Según Mestre, en la Universidad se produce el denominado «efecto tijera» y, mientras que entran más alumnos que alumnas y el rendimiento es mayor en ellas, al llegar a la acreditación para titular o catedrático «se cruzan los datos, sube el porcentaje de hombres y solo el 21 % son catedráticas».

Esto se debe, apunta, a que al llegar a ese punto la mujer tiene entre 37 y 38 años, un periodo en el que tiene que decidir si quiere ser madre, lo que suele provocar un retraso en esa acreditación.

Ha recordado que el Gobierno anterior impulsó una ley «que hay que regular» en la que el periodo de maternidad no contabilizaba en el de acreditación y, a la hora de promocionar, la mujer puede decidir si se le cuenta como baja el periodo maternal.

A su juicio, se trata de un tema de «corresponsabilidad, más que de conciliación», de que tanto el hombre como la mujer se reduzcan de forma proporcional sus horarios para que no sea ella la que abandone totalmente su trayectoria investigadora y perjudique su carrera profesional.

También ha señalado que si se introducen en la Universidad valores como la igualdad, la sostenibiliad o la inclusión, pero no llegan desde la educación infantil y primaria, «hemos perdido el tren.

«¿Estamos en pleno siglo XXI censurando formas de pensar?», se ha preguntado Mavi Mestre tras citar aspectos como la discriminación por ser mujer, la discapacidad, la religión o la orientación sexual, y ha asegurado que aunque «hemos avanzado en todos estos valores, retroceder es muy fácil, no hay que confiarse».

«Estos valores de igualdad, no discriminación y una sociedad totalmente inclusiva tienen que empezar desde la familia en casa y en la escuela desde el minuto cero», ha indicado Mestre, para quien la «verdadera apuesta tiene que ser la prevención».

A su juicio, la universidad tiene responsabilidad «pero si no actuamos todos vamos a retroceder en valores», ha dicho para añadir que entre los jóvenes se producen casos de bulling, ciberbulling, actitudes sexistas o violencia de genero sobre los que debe hacer una «tolerancia cero». EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *