El supuesto hijo de Julio Iglesias, Javier Sánchez Santos (en la imagen, junto a su madre Maria Edite), ha asegurado este jueves a su llegada al juzgado donde se verá esta causa por paternidad que tanto él como su madre fueron víctimas de un error del Estado, y que espera que éste se subsane.EFE/ Eusebio Calatayud/efe Tv

Visto para sentencia el caso de la supuesta paternidad de Julio Iglesias

El juicio por la supuesta paternidad de Julio Iglesias ha quedado visto para sentencia este jueves en el Juzgado de Primera Instancia número 13 de València, tras la celebración de una vista en la que únicamente ha declarado como testigo la madre del demandante, Javier Sánchez Santos, la exbailarina María Edite.

Según ha informado a los periodistas el abogado del supuesto hijo del cantante, Fernando Osuna, el fiscal ha apoyado sus tesis, por lo que espera un pronunciamiento favorable a sus intereses «en pocos días».

«Este juzgado es muy rápido, esperamos la sentencia antes del 9 de julio. Sería una catástrofe que no saliese favorable a nuestros intereses, pero si fuese así lo recurríamos; igual que previsiblemente hará la parte contraria, seguramente llegaremos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a no ser que Julio Iglesias se rinda, pero vamos… contentos con el juicio».

«La Fiscalía, que tenía reticencias al principio del proceso, nos ha apoyado plenamente e incluso ha invocado una sentencia del Supremo de 2017 en la que, en un caso en el que el padre no quería hacerse la prueba de ADN, el tribunal en pleno le castiga por esa negativa, le viene a decir: usted es libre de no hacerse la prueba, pero aténgase a la consecuencia, y eso le convierte en padre siempre y cuando haya indicios».

Sobre este asunto, Osuna ha insistido en que existen indicios evidentes en la causa: «A los 9 meses de la relación entre ambos nace Javier, el parecido físico es enorme, y existe una negativa injustificada por tres o cuatro veces a hacerse la prueba de ADN, queriendo reventar el proceso».

«Además, se ha probado que Javier -de 42 años- no es hijo del que fue marido de María Edite, y todo eso sin entrar a valorar la prueba de ADN que se practicó en una botella de Julio José Iglesias que el juez ha invalidado; aunque hay sentencias del Constitucional que dicen que se puede tomar una muestra de ADN sin autorización judicial y sin consentimiento en determinadas circunstancias que entendemos que concurren ahora», ha agregado Fernando Osuna.

La madre del demandante, María Edite, ha afirmado sentirse tranquila y confiada en la Justicia, y ha pedido a Julio Iglesias que «termine de una vez» este proceso, que «se haga las pruebas de ADN» y reconozca «a un hijo maravilloso del cual estoy muy orgullosa».

El abogado defensor de Julio Iglesias, el castellonense Fernando Falomir, ha señalado que, en el marco de su estrategia de defensa, sigue sosteniendo que este asunto es «cosa juzgada», ya que hubo otras reclamaciones anteriores efectuadas por la madre que no fructificaron y que, en función de la sentencia que dicte el juzgado en primera instancia presentará un recurso ante la Audiencia Provincial para defender esta posición.

Preguntado por cuándo consideraría el cantante someterse a la prueba de ADN -dado que anteriores ocasiones ha sostenido que estaba dispuesto a hacerlo-, Falomir ha contestado que «en cuanto se pronuncie la Audiencia Provincial». EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *