Nuevo vehículo policial eléctrico.

Càrcer y Alcàntera de Xúquer apuestan por la sostenibilidad con un coche de policía eléctrico

Desde este mes, la policía conjunta de Càrcer y Alcàntera de Xúquer, unificada recientemente con el objetivo de ampliar el horario de cobertura y prestar una mayor asistencia a sus habitantes, contará con un nuevo vehículo policial eléctrico gracias a una política de sostenibilidad y ahorro energético llevado a cabo por ambos municipios.

La apuesta por los vehículos eléctricos se hace con un objetivo medioambiental, el de reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera pero además también supondrá un alto ahorro económico para los dos consistorios, que verán como el gasto en combustible se reducirá en los próximos meses al tratarse de un vehículo 100% eléctrico que no necesita ni gasoil ni gasolina para funcionar y que se activa con la recarga eléctrica.

El presupuesto para esta iniciativa medioambientalista ha sido de 35.000 euros, de los cuales 15.000 provienen de una subvención por parte de la Diputación de Valencia, mientras que el resto de presupuesto es íntegramente de fondos propios de los consistorios.

El modelo de coche eléctrico que se ha obtenido es un Nissan Leaf 100% eléctrico, siendo uno de los primeros ejemplares que se matricula para la Policía Local en la Comunitat Valenciana. El Nissan Leaf ofrece una conducción más respetuosa medioambientalmente, más suave y más silenciosa, lo que supone un plus para el trabajo de prevención policial. Además, el mantenimiento del vehículo es más económico que si se tratase de otro tipo de coche. Cuenta con un desfibrilador y una luz LED de bajo consumo y también va equipado con un mueble organizado en el maletero para hacer más efectivos y más cómodos los controles de los agentes. Técnicamente es un modelo con un motor de 150 CV y una batería de 40 kW. La autonomía es de 350 km y se incorpora el sistema revolucionario e-Pedal, que ofrece la posibilidad de conducir utilizando solamente el pedal del acelerador, pudiendo frenar dejando de accionar el mismo.

Los consistorios tienen previsto invertir 2000 euros más para cargadores eléctricos. Josep Botella, alcalde de Càrcer explica: “Hacer de nuestras calles espacios sin contaminación, ahorrar gasto en combustible y dotar a nuestro cuerpo policial de la última tecnología. Esta iniciativa es un todo en uno. El nuevo coche policial eléctrico refuerza el compromiso que Càrcer y Alcàntera tienen con el medio ambiente y al mismo tiempo estamos haciendo una mejor gestión de las arcas públicas reduciendo gastos”.

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *