El alcalde de Valencia, Joan Ribó, conversa con la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de València, Sandra Gómez. EFE/Archivo

Gómez (PSPV): Hay inercias y maneras en el Ayuntamiento que van a cambiar

La portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, ha asegurado que hay «inercias y maneras» en la gestión municipal que «van a cambiar» esta legislatura y ha sostenido que es «innegociable» que «todas las decisiones sean conjuntas» en el marco del «liderazgo compartido» que reclama.

En declaraciones a los medios sobre las negociaciones para la configuración del próximo gobierno de València ha argumentado que la fortaleza del PSPV es «incuestionable» y que tanto el Partido Socialista como Compromís han sido «dos patas igual de fundamentales» para mantener un gobierno de izquierdas.

Por eso ha insistido, en que «las decisiones a partir de ahora se van a tomar conjuntamente entre los dos partidos» porque «no es un gobierno de uno, sino de dos» y todo lo que quede fuera de ese prisma, «es un modelo de gobierno» que «no» van «a compartir».

«Una posición que va a ser para nosotros innegociable es que el ayuntamiento a partir de la próxima legislatura, sí o sí, tendrá que tener una configuración en la que el liderazgo sea compartido entre las dos fuerzas que han posibilitado que la izquierda vuelva a gobernar», ha añadido.

Preguntada por si ese liderazgo compartido puede suponer que reclame ser vicealcaldesa, ha reiterado que van a «establecer un modelo compartido y hay cuestiones en este punto que están fuera de toda negociación».

Tampoco ha confirmado que vaya a reclamar la mitad de las concejalías pero ha insistido en su apuesta por ese liderazgo compartido «porque las dos patas son igualmente fundamentales para haber mantenido la izquierda en la ciudad y consolidar el gobierno de progreso».

Gómez ha indicado que la Ejecutiva de su partido en València se va a reunir para «marcar prioridades, estrategias y posiciones» para esta próxima legislatura y ha indicado que en su reunión de mañana jueves con el alcalde, Joan Ribó, quiere cerrar un calendario de negociación y proponer una comisión para «hablar del qué» van a hacer estos 4 años.

Ha considerado «totalmente extemporáneo» y ha dicho que «no comparte» el debate en Compromís de quién va a llevar cada área y cómo organizar el Ayuntamiento y ha apuntado la necesidad de hablar de «un programa conjunto» y de los retos a cumplir que, en su opinión, es por lo que les han votado.

Entre estos retos ha citado la vivienda, la universalidad de la educación de 0-3 años, infraestructuras educativas de calidad, la gestión de fiestas, los modelos de movilidad, desarrollo económico, innovación y cambio climático, la protección ciudadana, la generación de empleo o que las inversiones lleguen a los barrios, entre otros.

«Nos han votado para crear un programa de gobierno y liderar esos retos y problemas, no para empezar a hablar del cómo y del quién llevará cada área y concejalía», ha agregado, y ha apostillado que el PSPV «se va centrar en el qué» porque la gente «no quiere que se hable de sillones».

Ha rechazado «ocurrencias» de gobierno con PP y Ciudadanos como ha apuntado la líder popular, María José Catalá, y ha «cerrado la puerta a cualquier pacto antinatural».

Y sobre si apoyará a Ribó, si no hay acuerdo de programa, ha sentenciado que «siempre» van a «garantizar un gobierno progresista» y que van «a estar dentro de un gobierno, siempre y cuando se ajuste al programa del partidos socialista y haya un gobierno común y compartido». EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *