Una de las movilizaciones, en una imagen facilitada por los convocantes.

La Atención Primaria valenciana se moviliza porque su futuro «está en juego»

Profesionales sanitarios de la Atención Primaria valenciana se han concentrado este mediodía ante sus centros de trabajo porque, aseguran, su «futuro está en juego» y a corto y medio plazo «depende en gran medida» de que se escuchen y cumplan sus reivindicaciones.

Las concentraciones, de 10 minutos de duración y que se repetirán a las 18 horas, han sido convocadas por sindicatos y sociedades científicas que reclaman a la Conselleria de Sanidad «hechos y euros» y advierten de que si no es así incrementarán las protestas hasta la convocatoria de una huelga de la Atención Primaria.

El Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESMCV-SAE) recuerda que las protestas de este jueves, que asegura han sido un «rotundo éxito», coinciden con la celebración del Día de la Atención Primaria.

Para Andrés Cánovas, secretario general del CESMCV-SAE, la convocatoria de huelga es «un escenario cada vez más real», ya que la Administración sanitaria valenciana «no está actuando con la contundencia necesaria ante nuestras demandas y, en muchas ocasiones, su falta de respuesta es alarmante».

Cánovas ha agradecido «la comprensión y apoyo» de la ciudadanía, que ha sabido ver que sus reivindicaciones «no son particulares o corporativas, sino que obedecen a la voluntad de ofrecer la mayor calidad a la sociedad».

Desde la Sociedad Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria (SoVaMFIC) exigen una Atención Primaria «digna y de calidad» y creen que es importante que los pacientes «sean conscientes de en qué condiciones se está trabajando: cinco o seis minutos por paciente, agenda con citas ilimitadas, burocratización, salidas a mitad de consulta…»

Reclaman un aumento del número de médicos y enfermeras en los centros de salud, poder trabajar sin prisas y sin que los pacientes tengan que esperar, un tiempo de diez minutos por paciente y un máximo de 28 pacientes por día.

El sindicato CSIF también ha convocado una concentración ante la Generalitat para protestar por el deterioro de la Sanidad en la Comunitat Valenciana, la falta de inversión y la politización, y reclamar mejoras en Atención Primaria y Atención Especializada.

En un comunicado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios destaca el «hartazgo de los profesionales» y lamenta que la «ideología ha primado en la actuación de los gestores de la Sanidad sobre la atención a la ciudadanía».

Respecto a las principales reclamaciones del colectivo médico, CESMCV-SAE elaboró hace unos meses un decálogo de exigencias para la dignificación de la Atención Primaria en la Comunitat Valenciana.

Entre las medidas contempladas destacan la necesidad de un presupuesto finalista correspondiente al 25 % del total consignado a Sanidad, cupos de 1.300 pacientes para los médicos de familia y 900 para pediatras, y tiempos adecuados para la atención a pacientes.

Asimismo, se apuesta por la creación de una Dirección General de Atención Primaria para mejorar la coordinación de este nivel, de la cual dependerían directamente las Direcciones de Atención Primaria.

También se exige que se garantice que la atención urgente o no demorable no interfiera en la actividad programada y, para ello, «se deberán habilitar dispositivos de urgencias extrahospitalarias las 24 horas o integración de los facultativos de Atención Continuada en los Equipos de Atención Primaria para que asuman la demanda no programada».

Para mejorar la organización, reclaman una «reducción real de la burocracia en consulta» y se proponen acciones como establecer la figura del auxiliar de apoyo en consulta, adecuar el programa informático para extraer en lo posible toda la actividad burocrática de la consulta y eliminar algoritmos y circuitos redundantes. EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *