GRAF3294. VALENCIA (ESPAÑA), 31/03/2018.- Detalle de la fachada de la sede social de Caixabank con la bandera de entidad y la de la Comunitat Valenciana ondeando al viento, las ciudades de València y Alicante acogerán por primera vez en abril la celebración de las juntas generales ordinarias de Accionistas de CaixaBank y Banco Sabadell, tras el traslado de sus respectivas sedes, y se suman así a Bankia, que desde 2012 convoca a sus accionistas en la capital valenciana. EFE/Kai Försterling

El exdirector de participadas de BFA dice que Banco de Valencia no era su competencia

El exdirector de sociedades participadas de BFA, Matías Amat, ha señalado este miércoles en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que la gestión de Banco de Valencia, de la que el grupo ostentaba el control, no era competencia de su área, la cual «era escasa» ya que eran «muy pocos» y el trabajo les «desbordaba».

El antiguo directivo, mano derecha de Miguel Blesa en su etapa en Caja Madrid, ha comparecido en calidad de testigo ante la Audiencia Nacional durante apenas una hora, en la que ha relatado que su departamento tampoco se ocupaba de la contabilidad ni de los préstamos.

Por lo que respecta a Banco de Valencia, Amat ha afirmado que en el momento de su nombramiento como directivo de este área le comunicaron que no iba a ser de su competencia.

«Supongo que sería el Consejo de Administración a propuesta del presidente o del vicepresidente, pero a mí me llegó que no tenía responsabilidad sobre el banco», ha aseverado a la sección cuarta de la sala de lo Penal, que hace dos años le condenó a un año menos un día de cárcel por las tarjetas «black» de Caja Madrid.

Por ello, ha indicado, no habló en ningún momento sobre la situación de la entidad valenciana con el que fuera presidente de Bancaja, José Luis Olivas.

Amat tampoco estuvo al tanto de las salvedades incluidas en los informes de auditoría de las cuentas de 2011, ni sobre el expediente abierto por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) a la firma Deloitte en relación con las cuentas de Bankia.

Asimismo, ha dicho que desconocía si había deterioros en las participadas, cuya contabilidad no era responsabilidad suya, y tampoco conoció ningún informe de seguimiento del Banco de España que pudiera detallar dichos deterioros.

Respecto a la salida a Bolsa de Bankia, ha recordado que él mismo invirtió en acciones que mantuvo «hasta después de dejar el grupo» en septiembre de 2011, puesto que «nada hacía indicar que pasara lo que luego pasó».

Tras la declaración de Amat, la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha suspendido la vista hasta el próximo lunes, jornada en la que intervendrá el exresponsable de Supervisión del Banco de España y director general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) entre 2011 y 2012, Mariano Herrera. EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior