Fotografía de archivo de un calle de València durante las fiestas de fallas. EFE/Archivo

Interagrupación de Fallas denuncia la suciedad, actos incívicos y el botellón

La Interagrupación de Fallas ha denunciado este lunes la suciedad, los actos vandálicos e incívicos, el botellón, la falta de WC y el caos circulatorio que se han producido estas fiestas, e insta a la responsabilidad, la reflexión y el diálogo para solucionar estos problemas.

En un balance de las Fallas, la entidad ha lamentado las “desafortunadas declaraciones y publicaciones de algunos políticos, diversos medios y agentes sociales” y recuerda que las Fallas son un patrimonio “pagado por el bolsillo de miles de falleros” que comparten con todos, vecinos y visitantes.

Sobre las Fuerzas de Seguridad del Estado, admite saber que la Policía está saturada en la semana fallera y asegura que las comisiones falleras contratan “cientos de vigilantes privados”, pero estos no pueden asumir funciones que no son de su competencia.

Añade que no se puede hacer a los falleros responsables de los actos incívicos de quienes, con la excusa de la fiesta fallera, se comportan “de manera inapropiada”, y señala que es evidente que los cuerpos de seguridad necesitan “ser reforzados” para poder acudir donde haga falta.

Además se muestran a favor de cualquier multa o sanción a quienes no respeten la convivencia, utilicen artefactos pirotécnicos fuera de horario o se orinen por las calles.

“Las fallas no son responsables de la mala educación y el comportamiento vandálico de nadie, pues los falleros somos los primeros interesados en disfrutar de unas fiestas seguras”, manifiesta la Interagrupación de Fallas.

Respecto a la limpieza, afirma que las comisiones falleras limpian las calles cada día y que a partir de las 04.00 horas lo que pase no es responsabilidad del colectivo, y denuncia como “una evidencia incuestionable” que el servicio de limpieza municipal “está fallando y mucho”.

Según la entidad, la fiesta fallera deja “suficientes beneficios” a las arcas públicas para planificar una limpieza de la ciudad “en condiciones”.

Las comisiones falleras aportan un mínimo de dos aseos por falla, ya sean portátiles o los de sus casales, lo que supone unos 800 aseos, frente a los 300 urinarios del consistorio para una estimación de visitantes de un millón, por lo que reclaman “una gestión acorde” al volumen de la fiesta y manifiestan que imágenes como las vistas en las calles y monumentos “no pueden suceder”.

También se refieren al botellón, que ocurre durante todo el año ya que existen 24 puntos negros semanales, según un informe de la Policía Local, por lo que rechazan “la responsabilidad única” a las verbenas organizadas en Fallas y atribuyen a la administración la responsabilidad de acabar “con los botellones incontrolados, lateros, manteros o venta ilegal de cualquier tipo”.

Interagrupación de Fallas dice que las comisiones recorren año tras año los mismos recorridos en actos como la recogida de premios o las ofrendas y los falleros también han sufrido “la mala gestión o previsión” en materia de movilidad.

“Siempre estaremos dispuestos a hablar, a mejorar, a intentar que todo salga lo mejor posible, pero queremos ser libres para decidir sobre nuestra fiesta, cuándo y cómo queremos un Congreso fallero y cómo y quién queremos que juzgue nuestras fallas”, según la Interagrupación, que asegura no aceptará “que nadie busque un beneficio político o partidista a costa de los falleros”. EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *