El presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, reunido con el alcalde de Càrcer, Josep Botella, y una delegación del Ayuntamiento. Foto: Ayto. Càrcer.

La Diputación de Valencia se interesa por el proyecto para arbolar Càrcer

El presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, se reunió con una delegación del Ayuntamiento de Càrcer, encabezado por su alcalde, Josep Botella, para conocer todas las claves del proyecto que pretende ampliar la presencia del arbolado en el casco urbano para poder combatir el cambio climático y ofrecer una mayor calidad de vida al vecindario. Gaspar trasladó la complicidad de la diputación con el proyecto y la voluntad de formar parte de él, buscando vías de financiación para hacerlo posible.

La población alcanza valores extremadamente altos en junio, julio, agosto y septiembre (superando los 33.2 grados centígrados). Para suavizar esos registros térmicos tan alarmantes, Càrcer propone una reinterpretación del paisaje: llenar el municipio de árboles. A través de un estudio elaborado por la empresa Babilonia Zonas Verdes SL y financiado por la Diputación de València, el consistorio liderado por Josep Botella busca dar una respuesta a quienes ven factible fomentar la biodiversidad en un ámbito hasta ahora monopolizado por el asfalto y el ladrillo.

La clave está en repensar la población y reconquistar el espacio público a través de la jardinería. También se expone una transformación del espacio público y de la movilidad no motorizada, así como una mejora de la biodiversidad generada por la plantación de especies autóctonas como la morera, y facilitada por conectores ecológicos como el río Sellent y el propio tejido agrícola.

Otra de las metas que se persiguen con este análisis es la de fomentar las zonas verdes como espacios para la salud y el ocio. «Este tipo de espacios producen un retorno si los usuarios interactúan con ellos. Está demostrado que el contacto con el entorno natural aumenta el bienestar físico y psíquico de las personas. Además, favorecen el sentimiento de comunidad y la buena vecindad y contribuyen a que a la gente sea más generosa y sociable. Esta apuesta es clave para el desarrollo vital de las personas», señala Mar Riera, coordinadora del estudio. «Las poblaciones que ofrecen calidad de vida no sólo han de tener buenos servicios, mobiliario urbano práctico y unos niveles de polución controlados, sino poner a disposición de los habitantes zonas verdes urbanas a través de políticas responsables con el medio ambiente. Nos gustaría recuperar la Càrcer originaria y que sea un lugar más cómodo y atractivo, que facilitase la sociabilización», sentencia el alcalde de Càrcer, Josep Botella.

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *