La portavoz de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez. EFE/Archivo

Cs rechaza votar el acuerdo que blinda el pacto contra la violencia machista

Les Corts Valencianes han aprobado una iniciativa, que no ha votado Ciudadanos, para blindar el Pacto valenciano contra la violencia de género y rechazar cualquier acuerdo con formaciones que plantean la supresión o reducción de las medidas de protección de la mujer.

La propuesta había sido firmada por todos los grupos, pero Ciudadanos ha decidido no participar en la votación en el pleno después de que la Mesa de Les Corts haya rechazado, por cuestiones técnicas, tramitar una enmienda de este grupo que buscaba modificar varios puntos del acuerdo.

Entre otras cuestiones, Cs pretendía que se rechazaran los acuerdos «con aquellas formaciones no firmantes a favor del Pacto de Estado contra la violencia de género», entre las que se incluye Podemos.

La portavoz de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, ha denunciado el bloqueo que ha sufrido la enmienda de su grupo, y ha anunciado que interpondrán un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), y que no iban a participar en la votación.

Según la iniciativa aprobada, Les Corts expresan «su rechazo a cualquier posicionamiento político que propugne la eliminación o minoración de las medidas de protección de la mujer frente a la violencia machista, así como el drama social y las consecuencias que tiene para las víctimas».

También rechazan «la adopción de cualquier tipo de acuerdo, explícito o implícito, con formaciones que plantean la supresión o reducción de las medidas de protección de la mujer, dando así cobertura a políticas irresponsables que conllevan un altísimo riesgo de agravar esta lacra social».

La Cámara muestra su repulsa a todas las manifestaciones de dicha violencia, su compromiso con las víctimas y declara la tolerancia cero con los maltratadores, al tiempo que acuerda reforzar las medidas del Pacto valenciano contra la violencia de género con el fin de combatir «el terrorismo machista».

Asimismo, se comprometen a impulsar la aplicación de las leyes contra la violencia de género y a garantizar el cumplimiento del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica, conocido como el Convenio de Estambul.

El PSPV, Compromís y Podem han defendido la importancia de blindar el pacto valenciano contra la violencia de género pues creen necesario levantar «un muro de contención» que impida que éste se tambalee y evitar «el efecto dominó» que pueden causar partidos de ultraderecha sobre otros partidos de derecha.

Desde el PP, la diputada Blanca Garrigues ha considerado que la iniciativa es «un tirón de orejas» a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, o un «ejercicio de oportunismo», pero ha dicho que «no será el PP el que haga una fisura en el acuerdo alcanzado» ni dará «pasos atrás en la lucha contra violencia de género».

El diputado nacional de Ciudadanos Toni Cantó ha señalado en los jardines de Les Corts que no pueden participar en «el blanqueamiento de Podemos», partido que no ha querido firmar el pacto de Estado contra la violencia machista, y ha indicado que la voluntad de luchar contra esa violencia «se demuestra» rubricando el pacto estatal.

«No se puede decir que se quiere dejar fuera de cualquier acuerdo a los partidos que no estén en contra de la violencia machista, mientras el tripartito está sostenido por Podemos, que no firma el pacto de Estado», ha insistido.

Durante el debate la diputada de Cs Mercedes Ventura ha pedido la palabra por unas alusiones que se habían hecho hacia Cantó por parte de una parlamentaria, al considerar que afectaban al decoro de un miembro de su partido. El presidente de Les Corts, Enric Morera, le ha negado la palabra y ha apelado al decoro de Cantó por haber ofrecido una rueda de prensa «sin autorización» en el Parlamento autonómico. EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior