El matador de toros valenciano Vicente Ruíz, el Soro, y su mujer, Eva Roger. EFE/Archivo

El Soro se someterá a más pruebas para controlar dos bacterias en la rodilla

El torero valenciano Vicente Ruiz El Soro será sometido a nuevas pruebas para intentar controlar las dos bacterias que afectan a su rodilla desde que hace veinticinco años sufrió una cornada y que podrían llevarle a volver a ser operado.

Fuentes cercanas al diestro de Foios (Valencia), de 56 años, han informado a EFE de que será el cirujano Pedro Cavadas, quien le implantó la prótesis, quien le realice estas nuevas pruebas para intentar vencer a esas bacterias que impiden que haya «una buena afinidad entre la parte ósea y la prótesis».

Según han explicado las fuentes, el asta de toro «lleva muchas infecciones y le parasitó las bacterias en la fibra ósea de la rodilla. Eso ha sido el calvario de su carrera».

Las bacterias fueron proliferando y provocándole muchos problemas, y tras 34 intervenciones en la pierna, el doctor Cavadas le implantó en 2013 una pierna biónica, que le permitió poder cumplir su sueño de reaparecer en los ruedos al cabo de veinticuatro años retirado.

Un nuevo problema con las bacterias obligó a retirarle la prótesis y ponerle una «carga cementosa» durante catorce meses para reducir y controlar la población de bacterias.

«Fue todo bien, pero a raíz del infarto que tuvo en abril le bajaron las defensas y las bacterias volvieron a activarse», han señalado las fuentes, que han indicado que ahora Cavadas intentará controlarlas y si no es posible tendrá que volver a intervenir, quitar la prótesis, limpiarla y volver a implantarla.

Aunque se le está administrando antibióticos vía gotero, estos no llegan donde está la infección y no le causa efecto, según las fuentes, que indican que será el doctor Cavadas quien decida si finalmente hay que intervenirlo o no.

«La cosa es preocupante pero no es grave», según las fuentes, que indican que ya ha sido intervenido en tantas ocasiones que «pasar por el quirófano es para él como tomar un café» y afirman que a pesar de las circunstancias «está animado». EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior