Un furgón de la Guardia Civil entra a la prisión de Picassent. EFE/Archivo

La defensa de Zaplana vuelve a solicitar su libertad por su estado de salud

La defensa del expresident de la Generalitat Valenciana y exministro Eduardo Zaplana ha vuelto a solicitar su libertad alegando que el riesgo de fuga es «inexistente» dado su «estado de salud».

Según fuentes jurídicas, el pasado 28 de diciembre la defensa hizo esta nueva solicitud al juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, la quinta que realiza hasta el momento, ya que las otras cuatro han sido denegadas por la titular del juzgado, que aún no se ha pronunciado sobre esta última.

Desde su arresto, la defensa de Zaplana ha presentado cinco recursos para pedir su puesta en libertad o el arresto domiciliario, alegando un «deterioro acusado» del estado de salud del exministro, que padece una leucemia desde 2015, año en que se sometió a un trasplante de médula.

Para solicitar la puesta en libertad de Eduardo Zaplana, la defensa argumenta que la ley no permite mantener en prisión al investigado por más de seis meses fundamentándolo en riesgo de destrucción de pruebas.

Además, el riesgo de fuga, único fundamento posible de la prisión preventiva en este momento en el caso de Zaplana, «es inexistente dado su estado de salud, que le obliga, según los expertos que han emitido informes, a estar sujeto a tratamientos en el mismo hospital donde fue trasplantado».

Las fuentes señalan que cualquier «mínimo riesgo» podría ser «paliado con medidas alternativas a la prisión, retirada de pasaporte o presentaciones».

Añaden que existen sistemas de control telemático a disposición de los jueces de instrucción para garantizar el control de los presos preventivos, más allá de los casos de violencia contra la mujer.

Otro de los argumentos de la defensa es que en el último término la ley prevé la prisión atenuada (arresto domiciliario) para los supuestos de que «por razón de enfermedad el internamiento entrañe grave peligro para la salud». EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *