Una joven con un patinete por una acera de València. EFE/Archivo

La nueva ordenanza prioriza a los peatones y prohíbe patinetes en las aceras

El borrador de la nueva ordenanza de Movilidad de València da prioridad a los peatones y al transporte público, además de prohibir que bicis y patinetes eléctricos circulen por las aceras, ampliar a 30 minutos el uso de las zonas de carga y descarga y establecer una ORA exclusiva para residentes, entre otras novedades.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha presentado este lunes los principales ejes del borrador y ha evitado poner fecha a su aprobación definitiva aunque momentos antes de su comparecencia, el alcalde, Joan Ribó, ha señalado que el texto empieza ahora el proceso de su tramitación con la “esperanza de que en enero” se pueda aprobar definitivamente en el pleno.

El alcalde ha advertido que la movilidad “está cambiando de forma muy significativa” en las ciudades y había “muchas cosas que ordenar” y esta nueva norma “está pensada para poder adaptarse a los cambios que vendrán”.

Grezzi ha apuntado que el “principio básico que impregna la ordenanza es la protección del espacio público de calidad” y que lo más importante son los peatones, porque el 42 % de los desplazamientos se hacen caminando, seguido del transporte público. Después, bicicletas y los vehículos de movilidad personal y posteriormente, motos y coches.

Según un resumen del documento remitido por la Concejalía de Movilidad y que Grezzi ha detallado en algunos puntos, entre las novedades está la posibilidad de establecer áreas de prioridad residencial (APR) con la finalidad de “disminuir la intensidad de tráfico en zonas históricas, residenciales o sensibles por cualquier otro motivo” y la regulación de 30 km/h en vías de un solo carril por sentido.

Por primera vez, introduce los vehículos de movilidad personal y patinetes, prohibidos hasta ahora, y establece que los patinetes eléctricos deben circular por los carriles bici y por calles señaladas como ciclocalles, zonas residenciales y con un límite de velocidad máxima a 30 km/h y “nunca por las aceras”.

No obstante, Grezzi ha matizado que aquellos de potencia hasta 20 km/h, 25 kilos y con capacidad para una persona (catalogados tipo A), podrán circular por calles peatonales a 10 km/h, a 15 km/h por carriles bici sobre la acera y a 20 Km/h por carriles bici en la calzada.

Los patinetes deben aparcarse en los aparcabicis y los que carecen de amarre (los que ofreces las empresas de alquiler), ha explicado, tendrán una autorización específica que reflejará derechos y obligaciones y los lugares dónde podrán aparcar y cómo y cuya fórmula estudia la Concejalía de Domino Público.

Además, el edil ha incidido en que no hay obligación de llevar casco en los patinetes eléctricos, aunque sí luces y timbre, además de que se sugiere que lleven elementos reflectantes visibles.

La ordenanza introduce la posibilidad de que la bicicleta pueda circular en ambos sentidos por calles residenciales, zonas de 30 y zonas de coexistencia de usuarios, además de regular por primera vez la ciclologística y establecer mecanismos para controlar grandes grupos de turistas en bici.

Respecto al transporte colectivo, subraya la obligatoriedad de liberar el carril EMT-Taxi, mientras que respecto a los coches podrán circular, parar y aparcar en las mismas condiciones que hasta ahora aunque se introduce, como solicitó la DGT, la posibilidad de usar distintivos emitidos por el Estado en caso de excepcionalidad.

Las zonas de carga y descarga amplían su uso a 30 minutos y podrán ser usada por pequeños comerciantes, además de crear una tercera modalidad de estacionamiento regulado (ORA) -hasta ahora hay de rotación y mixto-, que será exclusivo para residentes, se flexibilizan los vados y se aumenta el tonelaje de 9 a 12 de los camiones que pueden circular por el día sin autorización, además de incluir por primera vez los caminos rurales, que serán catalogados. EFE