Foto: Gerardo Gómez Ruiz, concejal popular y exalcalde del Ayuntamiento de Camporrobles.

Condenados a la despoblación y el subdesarollo por la administración provincial: el ejemplo de la CV 475 de Camporrobles a la A3 por Fuenterrobles.

 Los pueblos, las comarcas, las zonas más deprimidas y despobladas precisan de un buen sistema de comunicaciones y transportes para poder desarrollarse. A las administraciones en general y a la Diputación, en particular, se les llena la boca de decir: hay que frenar la despoblación de la Comunidad en el interior, en este caso en los pueblos de interior de la provincia de Valencia y conste que no estamos muy lejos de lo que la U.E. considera desiertos humanos.

Se organizan en ocasiones congresos, conferencias, ferias…sobre el problema y todo el mundo tiene ideas sobre lo que hay que hacer, pero cuando se tiene la oportunidad de hacer las cosas bien hechas y facilitar que un pueblo se desarrolle, entonces se recortan los recursos o se dedican a otras cosas que no tienen que ver con lo que es apoyar a los municipios como “ayuntamiento de ayuntamientos” que son las diputaciones y prefieren financiar a la administración autonómica o hacer infraestructuras allá donde los políticos se juegan más votos.

Pondré un ejemplo paradigmático que conozco, como concejal que soy y ex-alcalde. Empezaremos por relacionar una cronología subjetiva de los hechos para llegar a las obras que en la actualidad se están realizando en la mencionada carretera provincial CV-475 (Camporrobles-Los Isidros)

2005-2006: Leche Pascual construye una embotelladora de agua mineral en Camporrobles (hoy explotada por la empresa valenciana Aquaservice que la ha adquirido).

2007: uno de los problemas para legalizar los terrenos como suelo industrial es el transporte por las carreteras, finalmente se obtiene una DIC condicionada y la Diputación de Valencia cede a desbloquear el tema a cambio de varios acuerdos con la empresa y el compromiso del Servicio de Carreteras de Diputación de hacer una inversión importante en la carretera que tiene más dificultades, precisamente la CV-475, ya que tiene un firme en muy mal estado, un ancho de menos de 5 metros en determinadas zonas, curvas, supera la línea de ferrocarril mediante puentes todavía más estrechos realizados en los años 40 del pasado siglo, discurre por el casco urbano de Fuenterrobles y no pueden pasar los camiones de alto tonelaje. Sin embargo, la empresa, la Diputación de Valencia y el propio ayuntamiento de Camporrobles tenían y tienen muy claro que la salida más directa a la A3 desde Camporrobles es la CV-475 que pasa por Fuenterrobles y no la CV-474 (Camporrobles-Utiel).

2008-2011: El autor de este artículo, entonces alcalde de Camporrobles, sabedor de que una buena red de transportes por carretera es fundamental para que Camporrobles y por ende la empresa se desarrollen, se pone con toda la ilusión del mundo a tocar puertas en los despachos de diputados y directores de carreteras de Diputación, entonces gobernada por el PP. La respuesta con reticencias es hacer un estudio y finalmente un proyecto ambicioso y para ello se me dice que se colaborará con la Consellería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes mediante un convenio; pues bien allá que me voy llegando a hablar con el secretario autonómico de la Consellería de Obras Públicas, Infraestructuras y Transportes en varias ocasiones y con el propio Conseller. Respuesta: nos coordinamos con la Diputación y se hará una obra pública ambiciosa.

2011-2015: En esta etapa intensifico mi lucha en los despachos. Se redacta un proyecto ambicioso que asciende a 10 millones de euros, pero se me dice que la situación económica es complicada, que estamos en plena crisis y que hay que aparcar el proyecto, en definitiva se redacta, pero como en ocasiones anteriores (pasó con gobiernos anteriores del PP y del PSOE) se queda en un cajón. Mi insistencia continúa, propongo dividir el proyecto en varias fases y llevarlo a cabo en 4 o 5 años, pero la idea parece que no cala en los políticos y allí se queda sin ejecutar una vez más con un proyecto técnico realizado y a fala únicamente de la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental.

2015-2016: cambio de legislatura, nueva alcaldía en Camporrobles. Preguntas varias al sr. Alcalde y equipo de gobierno sobre el tema. Finalmente se nos dice que se va a ejecutar una mejora en la mencionada carretera y no un proyecto tan ambicioso. Efectivamente en el mes de agosto comienzan las obras, el presupuesto 2 millones de euros, pero el trazado el mismo, no hay expropiaciones ni para hacer una sola recta, hay zonas con poco más de 4 metros de ancho de carretera, el puente igual, algunas zonas de badén un poco ensanchadas con hormigón para recoger aguas pluviales, la carretera seguirá pasando por medio del casco urbano de Fuenterrobles y por supuesto olvidémonos de un nuevo trazado evitando la estrechez de los puentes históricos sobre el ferrocarril, en definitiva, dicho por ellos mismos, “es una actuación de conservación poco ambiciosa, repavimentación y algunos tramos de cuneta de seguridad”.

Lo preocupante es que las obras de mejora, que se han realizado como mantenimiento porque el firme era ya tercermundista, son un peligro pues se trata de carreteras sin arcén y al recrecer con el asfalto queda un escalón lateral que viniendo justo para cruzarse dos coches algún día tendremos que lamentar alguna desgracia y a punto ha estado de pasar para usuarios asiduos de esa carretera.

Los argumentos para no hacer una infraestructura como “Dios manda” lo de siempre: poco presupuesto para carreteras, escasa intensidad media diaria de tráfico, expropiaciones costosas…al final a pagarlo un municipio en riesgo de despoblación como es Camporrobles. ¿Cómo va aumentar la intensidad del tráfico si no pueden pasar “ni las águilas”? Es la pescadilla que se muerde la cola, la carretera está fatal, pero como no tiene tráfico no la ensanchamos ni hacemos una inversión importante, al final ¿Quiénes lo pagamos? Los vecinos del pueblo de Camporrobles y las escasas empresas presentes y las posibles futuras que no se instalarán.

En vez de que todos los partidos hagan votos y manifiesten voluntad de resolver el problema de la España vacía en las declaraciones, parlamentos, despachos… ¿por qué no demuestran esa voluntad con hechos cuando hay una oportunidad como es el caso? Sepan que la salida más directa desde Camporrobles a la A3 (gran arteria de las comunicaciones por carretera) es precisamente la CV-475 desde Camporrobles a la A3 por Fuenterrobles, el proyecto estaba elaborado, pero no llegó a obtenerse la DIA (Declaración de Impacto ambiental), por tanto no se realizó la información pública y se abandonó el proyecto. La situación económica ha cambiado, pero las obras más ambiciosas de infraestructura para zonas despobladas periféricas no se hacen. Lo de siempre…

Señores del gobierno de la Diputación de Valencia: al menos no sean tan cínicos de contestar a un escrito de un diputado provincial popular que no se ha aprobado ningún proyecto con la denominación “Variante de Fuenterrobles y acontecimiento de trazado de la CV-475. Tramo A3-Camporrobles” (obra en mi poder el escrito de contestación de Presidencia). Desde luego aprobado no estará, pero se hizo y ustedes como gobierno de la Diputación lo saben y son los responsables de condenar a los pueblos y a las zonas rurales al ostracismo, el envejecimiento y la despoblación porque cuando pueden actuar correctamente no lo hacen.

Fdo. Gerardo Gómez Ruiz, concejal popular y exalcalde del Ayuntamiento de Camporrobles.