Sorprendido con 8.500 gramos de drogas y 53 paquetes de puros ‘caliqueños’

Tabaco intervenido por la Guardia Civil en una operación antidroga. EFE/Archivo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 44 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública, tras intervenirle dos cajas, unos 8.500 gramos de sustancias estupefacientes y 53 paquetes de puros ‘caliqueños”.

Entre la droga intervenida el despacho del detenido figuran sustancias como MDMA, cocaína, BrownSugar y sustancia de corte, además de una riñonera con unos 2.500 euros, han informado hoy fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche en Valencia, cuando varios agentes que realizaban labores de prevención al pasar por delante de un bar del distrito de Ruzafa observaron en la puerta a un hombre consumiendo lo que parecía un porro, por lo que pararon para sancionarlo.

A continuación inspeccionaron el local y uno de los clientes ante la presencia policial comenzó a mostrarse muy nervioso, por lo que los agentes lo identificaron, momento en el que comenzó a sudar, a tartamudear y a dar contestaciones incoherentes.

Uno de los agentes localizó en el interior de su riñonera las llaves de un coche y más de 2.400 euros, fraccionados, de los que no concretó su origen. Ante tales hechos los agentes inspeccionaron el vehículo en el que localizaron una ‘caleta’ oculta en el vehículo y una caja con 53 paquetes de puros “caliqueños”, así como una agenda con diferentes anotaciones de cantidades, pagos y nombres.

Al preguntarle los agentes por el origen de los puros y para qué tenía ese hueco en el vehículo, el hombre comenzó a llorar y manifestó que vendía droga y tabaco por problemas económicos y que tenía algunos kilos de cocaína y cristal en su despacho que entregaría, por lo que los policías lo acompañaron e intervinieron más de 5.300 gramos de al parecer MDMA, 1.700 gramos de al parecer cocaína, 132 gramos de al parecer BrownSugar, 65 gramos de pastillas y 1.300 gramos de corte.

Los agentes tras realizar las comprobaciones correspondientes lo detuvieron como presunto autor de un delito contra la salud pública. EFE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *