Una estación del metro en Valencia. EFE/Archivo

Metrovalencia y TRAM evitan al año 62 millones de desplazamientos en coche

El servicio prestado por la red de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a sus usuarios en Valencia (Metrovalencia) y Alicante (TRAM) evita anualmente 62 millones de desplazamientos de vehículos privados por las dos capitales y sus respectivas áreas metropolitanas.

Todos estos movimientos de coches, en general uno de ida y otro de vuelta al día, se hubieran producido en caso de no existir la actual oferta de transporte público ferroviario, que desplazó en 2017 todas las jornadas más de 200.000 viajeros de media, lo que significó sobrepasar los 74,3 millones de pasajeros en el pasado ejercicio entre Metrovalencia y TRAM d’Alacant, han informado fuentes de FGV .

Además, también se evita cada año la emisión a la atmósfera de 74.215 toneladas de CO2, cifra muy significativa que demuestra en la jornada que se celebra el Día Europeo sin Coche que el transporte ferroviario es el más ecológico de los existentes en la actualidad, el más sostenible y el de mayor respeto a la naturaleza.

Las ventajas del transporte público ferroviario se completan también al apreciarse que, al viajar en metro, tranvía o tren-TRAM, se dejaron de consumir 40,8 millones de litros de combustible, un importante ahorro energético.

Esta cantidad de combustible tiene un coste, a precio de hoy en día, de 47,8 millones de euros, cantidad económica que los usuarios no han tenido que desembolsar al utilizar estos medios de transporte, han precisado las fuentes
El servicio prestado por Metrovalencia a las personas usuarias evitó el pasado año 53,2 millones de desplazamientos de vehículos privados por la capital del Turia y su área metropolitana; movimientos inevitables en caso de no existir la completa red de metro y tranvía que transportó todos los días 174.912 viajeros de media, que superaron los 200.000 en las jornadas laborables, lo que significó alcanzar los 63,8 millones de pasajeros en 2017.

Partiendo de este dato, se puede calcular que el volumen de tráfico ferroviario que aportó Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) por la provincia de València evitó la emisión de 57.440 toneladas de CO2 a la atmósfera.

El combustible que dejó de adquirirse al viajar en Metrovalencia fue de 32 millones de litros, que significaron un ahorro de 37,5 millones de euros el pasado año al precio actual del gasóleo y la gasolina.

El servicio prestado por el TRAM d’Alacant a sus usuarios evitó el pasado año 8,7 millones de desplazamientos de vehículos privados por la capital, su área metropolitana y las comarcas de las Marinas.

Todos estos movimientos de coches se hubieran producido en caso de no existir la actual oferta de transporte ferroviario, que desplazó todos los días a 28.782 viajeros de media, lo que significó superar los 10,5 millones de pasajeros en el pasado ejercicio en las cinco líneas existentes.

Partiendo de este dato, se puede calcular que el volumen de tráfico que aportó FGV por la provincia de Alicante evitó la emisión de 16.774 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Los litros de combustible que se dejaron de comprar al viajar en el TRAM fueron 8,8 millones de litros, que significaron un ahorro de 10,3 millones de euros al precio de hoy en día. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *