Casi 266.000 valencianos admiten que se han peleado al volante o lo harían


casi-266-000-valencianos-admiten-que-se-han-peleado-al-volante-o-lo-harian
Conductores en un atasco. EF/Archivo

Casi 266.000 conductores valencianos admiten que se han peleado o estarían dispuestos a hacerlo por una riña de tráfico, y casi 514.000 conductores de la Comunitat Valenciana reconocen haber retado a otro conductor a salir del coche para solventar sus diferencias.

Así lo refleja un estudio de la Fundación Línea Directa y la Universitat de València, según el cual más de 318.000 valencianos (el 11,3% del censo de conductores de la Comunitat) reconocen ser “altamente agresivos” cuando se ponen al volante, con gritos, gestos o maniobras intimidantes.

En España, dos millones ochocientos mil conductores reconocen ser “altamente agresivos” al volante, de los cuales 300.000 admiten haber estado implicados en accidentes con víctimas en los últimos cinco años y más de 100.000 haber provocado algún siniestro.

Para hacer este estudio se ha preguntado a 1.700 personas por sus hábitos en la conducción “para conocer su percepción sobre su nivel de agresividad verbal, física y utilizando el vehículo”, ha explicado hoy durante su presentación el director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia.

Tras conocer los resultados de la encuesta, se han extrapolado a los datos oficiales de la DGT: entre 2012 y 2016 se han producido en España 464.000 accidentes con víctimas en los que han estado implicados casi 789.000 conductores.

Del cruce de datos se desprende que 2,6 millones de automovilistas admiten que se han peleado con otro conductor o que podrían llegar a hacerlo por una disputa de tráfico, y alrededor de 3,2 millones reconocen que han retado a otro a salir del coche para solucionar “sus diferencias”.

Además, 105.000 conductores son “auténticos violentos” porque reconocen haber causado directamente un accidente de tráfico.
Conducir de forma agresiva no solo provoca “golpes de chapa”, ha explicado Valencia, sino que, tal y como recoge el estudio, multiplica por 10 el riesgo de sufrir un accidente con víctimas y por 30 de un siniestro con heridos graves.

Respecto al perfil general que presenta este tipo de conducta, el 72 por ciento son hombres (2,5 veces más que el porcentaje de mujeres), en torno a los 32 años, con estudios medios y que conducen más por ciudad que por vías interurbanas.

Estos conductores admiten reaccionar con mucha más agresividad si al volante de los otros vehículos hay una mujer o un conductor novel porque “en su imaginación son los menos expertos”, ha comentado Valencia.

Por comunidades autónomas, los murcianos y los riojanos son los que se consideran así mismos como “más irascibles” pero, sin embargo, son los madrileños y los catalanes a los que los demás ven como los más agresivos.

En cuanto a la influencia de los acompañantes, un 57 por ciento es más agresivo si conduce con amigos, frente al 42 por ciento que asegura que se altera más si va solo en el coche.
Las dos principales medidas que adoptarían los españoles para reducir la agresividad en las carreteras serían quitar puntos del carné aunque no haya una infracción concreta con 56 por ciento de apoyo y proporcionar más formación en las autoescuelas con un 46 por ciento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *