Un grupo de vecinos cortan la N340 en Alcanar (Tarragona) durante el acto de protesta convocado hoy de forma simultánea en esta localidad y en la de L'Ametlla de Mar para reclamar la gratuidad inmediata de la autopista (Valencia), con el fin de paliar la alta siniestralidad de la N340, ya que en el tramo del Ebro de esta carretera han muerto trece personas en lo que va de año. EFE/Sofia Cabanes

El Consell cifra en diez las actuaciones para mejorar la conectividad de la AP-7

Un grupo de vecinos cortan la N340 en Alcanar (Tarragona) durante el acto de protesta convocado hoy de forma simultánea en esta localidad y en la de L’Ametlla de Mar para reclamar la gratuidad inmediata de la autopista (Valencia), con el fin de paliar la alta siniestralidad de la N340, ya que en el tramo del Ebro de esta carretera han muerto trece personas en lo que va de año. EFE/Sofia Cabanes

Un estudio, elaborado por técnicos de la Conselleria de Obras Públicas y de los municipios por los que atraviesa la Autopista del Mediterráneo cifra en diez las actuaciones necesarias para mejorar la conectividad de la AP-7 tras su liberalización en 2019.

Estas obras, con un coste global de unos 220 millones de euros, afectarían a ocho localidades, y siete serían nuevos accesos y tres mejoras en las vías ya existentes, según el informe que ha sido presentado hoy en un desayuno informativo por la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, y el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo.

Salvador ha informado de que la Generalitat lleva trabajando en este documento desde mayo de 2017 con todos los municipios afectados, y la propuesta se ha remitido al Ministerio de Fomento y servirá de documento para la configuración definitiva en la Comisión de Seguimiento sobre la AP-7.

Según ha explicado la consellera, el estudio se ha centrado en analizar la movilidad viaria en el entorno del trazado de la autopista AP-7 que atraviesa de norte sur la Comunitat Valenciana y se han detectado, sobre todo en el corredor costero, problemas de capacidad y funcionalidad, informa la Generalitat en un comunicado.

La liberación de la autopista, ha indicado, “mejorará sensiblemente la movilidad de los municipios por los que pasa y de los afectados por su área de influencia”, especialmente en la zona de la N-332.

Las actuaciones propuestas se engloban en dos tipos: las que pasan por la creación de nuevos enlaces de conexión de la AP-7 con la N-332 y con la N-340, y las encaminadas a aumentar la capacidad y mejora de la seguridad vial de los tramos de carretera convencional que conectan los peajes de la autopista existentes con núcleos urbanos o carreteras relevantes.

Según el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, en la conectividad de la AP-7 destaca la mejora de la seguridad vial en la N-238 entre el peaje de Vinaròs y la N-340.

Se proponen además nuevos enlaces entre la AP-7 y la N-232 (Vinaròs-Morella) y en Benicàssim, que facilitará el trasvase de tráfico entre la N-340 y la autopista de peaje.

Asimismo se sugiere un nuevo enlace de acceso a Vila-real en el punto de conexión entre la AP-7 y la CV-20 (carretera Vila-real a Onda) y la mejora de la capacidad de la N-340, el tramo peaje de la AP-7 de Burriana-Alquerías del Niño Perdido y Vila-real.

Además, se quiere la mejora de la capacidad de la autovía A-7 en el tramo de la circunvalación de València (By-Pass), y se considera “urgente” acometer una actuación integral que mejore la capacidad del eje principal.

Respecto a la conexión entre la AP-7 y Alzira, se propone construir una carretera de acceso al norte del municipio, que actualmente se utiliza el enlace de Algemesí.

Entre la AP-7 y la N-332 y la CV-60 al sur de Gandia, la idea es terminar la conexión de la CV-60 con la zona litoral para conectar los tres ejes viarios (AP-7, CV-60 y N-332).

En cuanto al enlace entre AP-7 y N-332 al sur de Oliva, se dota de un nuevo acceso a la autopista por el sur del núcleo urbano, y la utilización de esta autopista como variante.

Además se pide la mejora de la carretera N-332 entre Gata y Pedreguer con una solución tipo vía parque, y se propone una carretera de enlace entre AP-7 y N-332 en Altea, Alfàs del Pi y La Nucía, permitiendo utilizar la autopista como variante de Altea. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *