El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, con Anotnio González, alcalde de Almussafes, y miembro de la ejecutiva nacional del PSOE. Foto: Dival

El PP de Ontinyent valora la imputación del Alcalde, Jorge Rodríguez.

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, con Antonio González, alcalde de Almussafes, y miembro de la ejecutiva nacional del PSOE. Foto: Dival

Desde el Partido Popular de Ontinyent respetamos la presunción de inocencia, también defendida para otros políticos que se han visto salpicados en casos de corrupción. El problema  es que el listón el propio partido socialista fijó es muy alto y muchos de los que ahora se quedan mudos se enfrentan a la necesidad de ser coherentes ante los ciudadanos.

Si antes un imputado debía estar apartado de la política y de la gestión pública el caso que nos ocupa no es menor.

Jorge Rodríguez, alcalde de Ontinyent, está en libertad con cargos imputado por prevaricación y malversación de caudales públicos, tiene una causa abierta por irregularidades en la contratación de personal directivo de Divalterra y tendrá que comparecer cada vez que sea requerido por el juzgado de Valencia.

Insistimos que respetamos la presunción de inocencia, pero lo cierto es que ahora, frente a esta imputación de los delitos de prevaricación y malversación de fondos, tendrá que obrar en consecuencia y honestidad.

Si para los demás el PSOE pidió la dimisión inmediata y poco menos que el escarnio público ahora se ve obligado a aplicarse el mismo rasero, lo que hizo el ex alcalde de Benidorm al ser imputado por prevaricación administrativa.

No hay que olvidar además que el partido socialista le ha dado de baja de militancia en el PSOE.

Esperamos que Jorge Rodríguez siga el ejemplo que pedía para los demás, sea coherente y no se enroque en la situación de mantenerse como alcalde imputado en el ayuntamiento de Ontinyent algo que no es bueno para la ciudad ni para su proyección como capital de la comarca.