Los trabajadores de Stadler Rail Valencia, a su paso por la plaza de la Virgen de València durante la manifestación por el bloqueo que sufre la negociación del III convenio colectivo. EFE

Trabajadores de Stadler se oponen a que se les amplíe la jornada laboral

Los trabajadores de Stadler Rail Valencia, a su paso por la plaza de la Virgen de València durante la manifestación por el bloqueo que sufre la negociación del III convenio colectivo. EFE

Trabajadores de la factoría Stadler de Albuixech (Valencia) se han manifestado este lunes en València para reclamar el desbloqueo de la negociación del convenio colectivo con la empresa, y en especial que no se les amplíe la jornada laboral anual.

Alrededor de 450 trabajadores convocados por el comité de empresa han partido de la plaza de América tras una pancarta con el lema “Por un convenio digno” y han concluido la manifestación ante el Palau de la Generalitat, donde les ha recibido el director general de Análisis, Políticas Públicas y Coordinación de Presidencia, Julián López.

El presidente del comité de empresa, Pedro Martín, ha indicado a EFE que el nuevo convenio se tenía que haber aprobado hace un año y medio pero no ha habido avances en la negociación, y ha mostrado su temor a que el 1 de julio, cuando finaliza la ultraactividad, la empresa les quiera aplicar el convenio provincial del metal.

Martín ha adelantado que, si finalmente ocurre eso, las acciones que llevarán a cabo no van a quedar en los paros parciales y manifestaciones que hasta ahora han llevado a cabo, pues una empresa con mil trabajadores debe estar “por encima en condiciones y salarios” que un convenio provincial.

Ha explicado que el anterior convenio se firmó en 2013, durante la crisis económica, y en él se creó una escala económica diferente y más pequeña para las nuevas incorporaciones, con la consiguiente diferencia salarial.

Por ello, para el nuevo convenio reclaman, al margen de cuestiones como el incremento salarial según el IPC y contratos relevo para las jubilaciones, que esa diferencia económica entre empleados se reduzca.

Según ha señalado, la “piedra angular” en la que la empresa basa su propuesta de convenio es incrementar de forma obligatoria la jornada a todos los trabajadores, para lo que primero planteó 120 horas anuales más, y posteriormente las ha reducido a 80 horas.

El presidente del comité de empresa ha indicado que los trabajadores han decidido que no aceptarán hacer ninguna jornada superior a la actual, que es de 1.736 horas al año, y ha asegurado que esta cuestión es “indiscutible”.

Ha indicado que tienen “la puerta abierta” para verse en cualquier momento con la empresa y poder avanzar en el convenio, y que mientras tanto hay programados una serie de paros parciales en Stadler, empresa que ha recordado que, entre otras cosas, está fabricando los nuevos trenes de la Generalitat. EFE