El torero valenciano Román. EFE/Archivo

El torero Román recibe mañana el alta, pero se perderá la corrida del 19 de marzo.

El torero valenciano Román. EFE/Archivo

El torero valenciano Román Collado recibirá mañana el alta médica por la cornada que sufrió el pasado domingo durante su actuación en la feria de Fallas, pero se perderá el festejo del próximo lunes, en el que estaba anunciado con Antonio Ferrera y Ginés Marín.

Según ha informado el Hospital Casa de Salud, donde permanece ingresado, el diestro necesitará unas cuatro semanas de recuperación antes de volver a torear.

Román recibió una cornada en la región axilopectoral izquierda con sección casi completa del músculo pectoral y de su aponeurosis (membrana que envuelve los músculos), ha detallado Cristóbal Zaragoza, cirujano jefe de la plaza de toros de València.

El médico ha explicado que el torero «ha pasado bien la noche, sin fiebre y ha comido bien» y está recibiendo una «terapia masiva de medicamentos y antibióticos».

«Si le mantenemos ingresado es para poder suministrarle todos esos medicamentos y que no se infecte la herida», ha señalado el doctor Zaragoza, que ha advertido que en caso de regresar de forma anticipada a los ruedos, el matador corre el riesgo de sufrir una invalidez permanente en el brazo afectado.

«La cornada se quedó muy cerca de la axila izquierda pero sin lesionar ni el plexo braquial, ni la arteria, ni la vena axilar» y, a pesar de las buenas perspectivas, «tiene que permanecer con un velpeau (tipo de vendaje) para impedir que separe el brazo del tórax y no se quede el músculo inválido», ha afirmado el cirujano jefe de la plaza de toros. EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior