afael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico BBVA Research (izqda), y Carlos Rodriguez, director regional de Banca de Empresas y Corporaciones, han presentado la nueva edición del informe de análisis macroeconómico del BBVA que analiza la evolución y perspectivas de la economía valenciana. EFE

Un analista del BBVA propone tener en cuenta toda la vida laboral para calcular una pensión digna.

Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico BBVA Research (izqda), y Carlos Rodriguez, director regional de Banca de Empresas y Corporaciones, han presentado la nueva edición del informe de análisis macroeconómico del BBVA que analiza la evolución y perspectivas de la economía valenciana. EFE

(EFE).- El analista de BBVA Research Rafael Doménech ha defendido hoy el cómputo de toda la vida laboral para calcular la pensión y reformas que mejoren la cantidad y la calidad del mercado de trabajo para incrementar los ingresos de la Seguridad Social y corregir el desequilibrio actual.

Doménech ha opinado, al ser preguntado por el debate de las pensiones tras presentar las previsiones económicas de la Comunitat Valenciana, que en ningún caso hay que revertir las reformas que se han llevado a cabo y es «muy importante» continuar con reformas que mejoren el mercado de trabajo tanto en términos de cantidad como de calidad.

Cuanto más eficiente y equitativo sea el mercado de trabajo, mayores serán los ingresos de la Seguridad Social y más rápidamente se podrá corregir el desequilibrio actual, ha señalado.

El experto en análisis macroeconómico ha afirmado que el sistema de pensiones necesita medidas adicionales y para ello se puede aprender de la experiencia de otros países como Suecia que ha ido durante 15 años hacia un sistema de reparto en base a cuentas individuales donde se computa toda la carrera laboral.

En su opinión, en esos sistemas la pensión se calcula teniendo en cuenta el equilibrio individual y del sistema, lo que habría «evitado» el déficit que se ha producido en el sistema de pensiones español, porque se habría ajustado solo de forma gradual.

Doménech ha asegurado que ese sistema de reparto donde las cotizaciones pagan las pensiones se debería complementar con unas pensiones «dignas, suficientes y que tengan una revalorización automática con el IPC o incluso con el crecimiento de los salarios».

Si el salario medio crece, las pensiones mínimas podrían crecer por encima del IPC, en función del crecimiento a largo plazo, ha argumentado.

Para Doménech, la «combinación perfecta» del modelo al que debemos aspirar en España consiste en no revertir reformas, llevar a cabo mejoras en el mercado de trabajo, tener en cuenta toda la carrera laboral y pensiones mínimas garantizadas que podrían aumentar.

publicidad vomunica valencia cabecera inferior