Diputación construirá Centros de Día y de atención a personas mayores en las localidades de Ademuz, Agullent, Aras de los Olmos, la Font de la Figuera, Meliana y Mislata.


La vicepresidenta ha mantingut una reunió de treball amb alcaldes, regidors i representants de la Conselleria d’Igualtat i Polítiques Inclusives.

La Diputació de València, la Generalitat y los ayuntamientos continúan armonizando sus acciones en materia de infraestructuras sociales. En este sentido, la vicepresidenta de la Corporación provincial, Maria Josep Amigó, la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, la secretaria autonómica de Servicios Sociales y Autonomía Personal, Helena Ferrando, además de los directores generales Mercè Martínez y Antonio Raya han mantenido una reunión de trabajo con los alcaldes y responsables municipales de Ademuz, Agullent, Aras de los Olmos, la Font de la Figuera, Meliana y Mislata con el propósito de establecer las bases para la construcción de seis nuevos centros sociales comarcales de titularidad pública en estas mismas localidades. Unos proyectos para los que la Diputació de València invertirá 11.019.428 euros durante los ejercicios 2018 y 2019.

Maria Josep Amigó se ha mostrado especialmente satisfecha del transcurso de estas reuniones, «porque se ha podido comprobar una actitud propositiva por parte de los alcaldes, los cuales están trabajando para poner en marcha estas infraestructuras que responden a una clara demanda ciudadana».

La vicepresidenta ha subrayado que la inversión de estos 11 millones, sumados a los cerca de seis millones invertidos en 2017, «permitirá la creación de más de 500 nuevas plazas públicas en centros sociales de alcance comarcal, distribuidos territorialmente por 10 comarcas diferentes de la demarcación de València». Una circunstancia que «favorecerá nuevas oportunidades laborales», además de promover «la igualdad de oportunidades y el acceso a la prestación de servicios sociales, independientemente de cuál sea el lugar de residencia».

Asimismo, Maria Josep Amigó ha considerado la materialización de este proyecto como «modélico» en lo que respecta «a la colaboración insterinstitucional: el Ayuntamiento aporta el suelo o los edificios municipales a rehabilitar; la Conselleria establece las prioridades a partir de criterios objetivos y se encarga de cubrir los gastos derivados del funcionamiento de los centros; mientras que la Diputació financia su construcción».

Autonomía social

Por su parte, la secretaria autonómica de Servicios Sociales y Autonomía Personal, Helena Ferrando, ha valorado que estos seis nuevos centros «resultarán muy enriquecedores y nos permitirán ir cubriendo, poco a poco, las necesidades de atención social básicas, especialmente en aquellas zonas rurales y en las comarcas de interior».

«Pensamos que resulta muy importante trabajar a partir de la autonomía social, acompañar a los mayores en su estadio de envejecimiento y atenderlos en cada momento con las necesidades reales que requieren», ha explicado Helena Ferrando.

La diputada responsable del área de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, ha apuntado que las ayudas que gestionará Bienestar Social van destinadas directamente «a mejorar la calidad de vida de las personas». Actuaciones necesarias, ha asegurado, «para dar respuesta a sus problemas y mejorar su calidad de vida», en este caso, a través de estos centros que serán «lugares de encuentro y socialización».

17 millones en infraestructuras sociales

En concreto, de los 11.019.428 euros contemplados en este segundo programa bianual (2018-2019) de colaboración en materia de infraestructuras sociales, 816.441 euros se destinarán a sufragar la rehabilitación de un edificio municipal en Ademuz que albergará un Centro de día para personas mayores (35-40 plazas) y un taller ocupacional para personas con diversidad funcional.

La localidad de Agullent contará con 600.615 euros para la construcción de un Centro de Día para personas mayores, que dispondrá de 25 nuevas plazas. Del mismo modo, que Aras de los Olmos recibirá 177.143 euros para la rehabilitación de un edificio de titularidad municipal que albergará un centro social multifuncional para personas mayores de 65 años que viven solas.

Por otra parte, la Font de la Figuera contará con una disposición económica por valor de 1.322.856 euros para la construcción de un Centro de Día para personas mayores, dotado con 40 plazas. Meliana recibirá 3.706.437 euros para un nuevo Centro de Día para personas mayores con una disposición de entre 60 y 100 plazas. Mientras que Mislata contará con 4.395.938 euros para sufragar el proyecto de rehabilitación del antiguo Hospital Militar, el cual acogerá una residencia de tercera edad dotada con 40 plazas y un Centro de Día habilitado para 60 personas.

El conjunto de estas infraestructuras se suman a las financiadas durante el ejercicio 2017 por valor de 5.589.725 euros. Este es el caso del proyecto para la construcción del Centro de Día de enfermos mentales y el Centro de Integración y Rehabilitación (CRIS) de Carcaixent; la residencia para personas con diversidad funcional intelectual de Paterna; el proyecto de residencia para personas con diversidad funcional intelectual y Centro de Día de Sueca; y el Centro de Recepción de Menores de Llíria.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *