Imagen de las obras de la cubierta del Colegio afectada por las lluvias. Foto GPP.

El PP d’Ontinyent dice que avanzar las obras en el tejado del colegio ha tenido consecuencias nefastas y deben asumirse responsabilidades.

Imagen de las obras de la cubierta del Colegio afectada por las lluvias. Foto GPP.

El PP de Ontinyent ha manifestado que gobernar comporta tomar decisiones y asumir responsabilidades de las mismas. Eso precisamente, apuntan desde el PP, es lo que debe hacer el gobierno de Jorge Rodríguez; asumir responsabilidades.

Los populares señalan que “el peso de la decisión de avanzar las obras del colegio público Vicente Gironés, retirando la cubierta durante las vacaciones de Navidad y quedando el centro escolar al descubierto durante todo un mes, ha tenido una consecuencias nefastas, cuyo coste ascenderá miles de euros”.

Cabe recordar, explican, que “es obligación de los ayuntamientos conservar, mantener y vigilar los colegios públicos y aunque la obra la esté ejecutando la Conselleria, a través de una empresa, el propio ayuntamiento debe interesarse por los trabajos que se están realizando en el colegio”. De ahí, comentan desde el PP, que “fuese el propio concejal de educación quien en su día realizara unas declaraciones explicando que las obras iban a avanzarse, aunque la obra dependiese de la Consellería”.

Lo que desconocemos, y esperamos se sepa, es si hubo advertencia por escrito por parte del gobierno local hacia la empresa o la conselleria para recordar que el colegio estaba al descubierto y que se estaba tentando a la suerte ante las amenazas por temporal.

Los populares afirman que por supuesto “todo el daño que se ha causado al colegio se ha de reparar y que los alumnos del C.P. Vicente Gironés deber tener garantizada la reposición de todo el material y las condiciones óptimas de sus instalaciones”.

No hay duda, dicen desde el PP, de que “por parte de todos los grupos políticos ese es el principal objetivo a acometer”. Pero lo que está claro también, señalan, es que “existen responsabilidades y que las mismas no se pueden intentar difuminar con acusaciones y críticas hacia la oposición que ejerce su labor de control y fiscalización al gobierno local”.

Respecto las declaraciones realizadas por la portavoz socialista, Rebeca Torró, actual Directora General en el gobierno valenciano, en las que acusa a los grupos de la oposición de “oportunistas” y de mantener una “actitud sonrojante”, los Populares afirman que precisamente “debido a su historial oportunista de críticas, Rebeca Torró, es la menos indicada para dar lecciones de cuándo se puede criticar o no a un equipo de gobierno. Lo único que demuestra es el intento de censurar y acallar la labor de los grupos de la oposición, como ya ha hecho en anteriores ocasiones”.

Parece mentira, señalan desde del PP, que después de todo lo que la socialista Rebeca Torró dijo durante años en la oposición ahora tenga la ‘piel tan fina’. Realmente, señalan los populares, da la impresión de que nos quieren callar a toda la oposición y no lo van a conseguir.