El Portavoz del Grupo Popular Salvador Llopis. Foto: GPP Ayuntamiento Oliva

Oliva: El Grupo Popular del Ayuntamiento gana la batalla contra la insalubridad pública.

El Portavoz del Grupo Popular Salvador Llopis. Foto: GPP Ayuntamiento Oliva

En el pasado pleno del 25 de enero, el grupo popular presentó una moción para debatir sobre la necesidad de fusionar y sacar conjuntamente todos los servicios de limpieza y recogida de residuos que actualmente en Oliva los realizan varias empresas, ya que, a según su opinión, esta situación “es poco práctica, se desperdician recursos, es más cara y Oliva está sucia”, por lo que el objetivo del Grupo Popular es “sacar una licitación única para prestar unos servicios de calidad, modernos y adaptados a las necesidades actuales de los ciudadanos, y respetuosos con el medio ambiente, con maquinaria de última tecnología”.

Para el portavoz del Grupo Popular, Salvador Llopis, “no tenemos calificativos” para los argumentos del grupo Projecte Oliva, defendidos por el sr. Gabriel Oltra, indicando “que si ya lo tiene preparado, que ellos ya habían tenido la idea de sacar los servicios juntos, que nadie sabía nada porque no se fía del resto de concejales (ni del resto de equipo de gobierno)”, “nadie sabe nada,  sólo ellos que parece están poseídos de la verdad absoluta, además quedó en evidencia el talante poco democrático y participativo del que suelen hacer gala”, afirman desde el PP.

“Nuestra moción salió adelante a pesar del voto rotundo y negativo del grupo Projecte Oliva, que actualmente ostenta la delegación de obras y servicios y que llevan casi tres años preparando la oferta para la recogida de las basuras, y son incapaces de presentarla en condiciones”.

“La importancia del tema,  al tratarse de la que será la licitación de servicios más importante de la legislatura, donde hay mucho dinero público (de todos) en juego y la buena idea de estudiar que se oferte todo en su conjunto hace que no se comprenda la negativa del grupo Projecte Oliva en hacer participes a todos los grupos municipales, siendo ellos mismos los culpables de las deficiencias en la limpieza pública de Oliva”, concluyó Llopis.