Vista general de la ubicación donde tuvo lugar el apuñalamiento mortal de un hombre de 34 años anoche en el barrio del Cabanyal, cuyo autor fue apresado tras acudir a la comisaría a confesar los hechos. EFE

La víctima del Cabanyal habría amenazado con matar a la familia del detenido

Vecinas del barrio del Cabanyal donde anoche un hombre supuestamente mató a otro de varias puñaladas han asegurado que el supuesto agresor es una «bellísima persona» y actuó en «defensa propia» porque la víctima, del que han asegurado que era «provocador y violento», le amenazó con matarlo a él y a su familia.

Los hechos se produjeron sobre las 23 horas del miércoles, cuando el propietario de un quiosco situado en la calle de l’Omet, de origen argentino, confesó ante la Policía que había apuñalado a un hombre en «legítima defensa».

Los agentes se trasladaron hasta la calle Montán -a escasos metros de la comisaría- y localizaron en medio de la calzada al hombre, que tenía numerosas heridas de arma blanca en el torso, espalda y cuello, según fuentes policiales, sin que la intervención sanitaria posterior pudiera evitar su muerte.

Una de las vecinas ha asegurado este jueves a los periodistas que el fallecido, que era «consumidor de drogas» y «violento», había amenazado al agresor con matarlo a él, a su pareja y a su bebé.

«Estoy segura de que al final lo hubiera acabando matando, ayer, mañana o pasado mañana. Era fácil porque viven en la misma vivienda donde tienen el negocio y con un criatura recién nacida», ha indicado esta vecina, que acudió a declarar a comisaría tras los hechos.

Al parecer, ambos llevaban varios meses discutiendo por un billete falso de 50 euros con el que la víctima intentó pagarles «e iba incluso alardeando de que le habían intentando engañar y que se iban a enterar».

«Ayer estuvo más de una hora gritando y amenazándolo, y lo oyó medio barrio», ha indicado esta vecina, quien ha agregado: «Siempre estamos todos en el balcón pero ayer no había nadie. Está todo el mundo conmocionado, porque Mario (el supuesto agresor) es una bellísima persona, un santo varón, yo lo adoro».

La víctima, según han relatado varias vecinas, vivía con su pareja como okupas en una casa y acudían a la zona todos los días con un carro de la compra lleno de cosas, él como provocador, «vacilón» y «mala persona»: «Chuleaba a todo el mundo y si te pedía un cigarro y no se lo dabas, ya te perseguía».

«Yo he llegado a sentir miedo y a cambiar mi trayectoria con mi perrito por no verlo. Los veía venir con el carro y me iba hacia otra parte y siempre huyendo de ellos», ha relatado una de ellas.

E insiste en que la víctima era «gentuza» y el ahora detenido, en cambio, es honrado, trabajador, «de una familia de luchadores de toda la vida y con una educación exquisita».

Otra vecina defiende también que el supuesto homicida es «un buen chico y trabajador». EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *