El barítono italiano Leo Nucci y la soprano grancanaria Elisandra Melián en sus papeles del bufón Rigoletto y su hija Gilda. EFE/Archivo

Leo Nucci debuta en Les Arts con «Rigoletto» bajo la dirección de Abbado

El legendario barítono boloñés Leo Nucci debuta este sábado, día 11 de mayo, en el Palau de Les Arts de València con «Rigoletto», de Giuseppe Verdi, bajo la dirección de Roberto Abbado.

El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, ha presentado este jueves este título en una comparecencia de prensa en la que ha estado acompañado de Nucci y Abbado y del responsable de la puesta en escena, Emilio Sagi.

Según Iglesias, «Rigoleto» es una de las obras más apreciadas del compositor de Busseto, solo superada en número de representaciones por «La Traviata», y Leo Nucci es su intérprete de referencia desde su debut en el papel en 1973, ha informado el centro operístico en un comunicado.

El barítono italiano atesora más de 500 representaciones en su carrera en los principales teatros del mundo, una cifra que, como apunta el artista nacido en Castiglione dei Pepoli, «suma junto con ensayos y pruebas más de 2.000 ocasiones en la piel del atormentado bufón».

«Y, a pesar de ello, cada noche, su representación es diferente, porque la transformación del personaje es la propia evolución del hombre», ha agregado el barítono, de 77 años, estrechamente vinculado a la Scala de Milán.

En València, el cantante se reencuentra con Roberto Abbado, quien ha explicado que su relación se remonta a más de 40 años, cuando el director estudiaba en el conservatorio de Milán, pero su primera colaboración fue en Barcelona en 1982 con otra partitura de Verdi, «Don Carlo».

«Se trata de nuestro segundo «Rigoletto» juntos, y el tercero en mi carrera después de dirigirlo en el Teatro Real de Madrid y en el Metropolitan de Nueva York», apunta el maestro milanés, para quien se trata de una «ópera popular» por la excelente respuesta que «ha recibido del público de València ante esta historia».

«Estamos ante uno de los mejores exponentes de la colaboración de Verdi con el libretista Francesco Maria Piave. Cada palabra y cada nota son necesarias, la forma en que se representan las relaciones personales, el uso de la ‘mezzavoce’ y los duetos para plasmarlas, junto con la belleza de la música complementan una trama que podría suceder hoy en día», ha detallado.

Sagi firma la puesta en escena de esta coproducción de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO) y el Teatro São Carlos de Lisboa, con escenografía de Ricardo Sánchez-Cuerda, vestuario de Miguel Crespí, iluminación de Eduardo Bravo y coreografía de Nuria Castejón.

Su propuesta escénica, ha descrito, transcurre en una atmósfera sombría, para destacar la teatralidad de la obra y la soledad en la que viven los personajes, «incomunicados y obsesionados».

La escenografía incluye una rampa que se transforma en virtud de los diferentes cuadros y un suelo que se va desmenuzando para simbolizar la corrupción, de manera que en el último acto ya solo queda un trozo de tierra bajo los pies de los cantantes.

El tenor canario Celso Albelo interpreta al Duca di Mantova, el papel que en más ocasiones ha cantado en su carrera, y la soprano Maria Grazia Schiavo será Gilda en su regreso a Les Arts 13 años después convertida en una de las emergentes voces en los repertorios belcantista y romántico.

Cierran el quinteto protagonista el bajo italiano Marco Spotti (Sparafucile) y la ‘mezzosoprano’ georgiana Nino Surguladze. El elenco se completa con las voces de Gabriele Sagona (Monterone) y de los cantantes del Centre Plácido Domingo: Marta Di Stefano, Alberto Bonifazio, Mark Serdiuk, Arturo Espinosa, Olga Syniakova, Pau Armengol y Juliette Chauvet.

«Rigoletto», se representará también los días 14, 17, 19 y 22. EFE

publicidad vomunica valencia cabecera inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *